FR  DE  EN  ES  PT
Thema Orte Personen
Staatsarchiv Wallis – Mediathek Wallis – Walliser Kantonsmuseen
Accueil | Inicio | Historia | La emigración religiosa | La colonia y el orfanato Medjez Amar en Argelia (1855)

La colonia y el orfanato Medjez Amar en Argelia (1855)

La primera experiencia misionera organizada en el Valais será a favor de la conquista de Argelia por las tropas francesas que tuvieron lugar en 1830. En 1850, Francia tiene la intención de hacerse de nuevos territorios que ella controla por los emigrados de población.
La primera experiencia misionera organizada en el Valais será a favor de la conquista de Argelia por las tropas francesas que tuvieron lugar en 1830. En 1850, Francia tiene la intención de hacerse de nuevos territorios que ella controla por los emigrados de población.

Por lo tanto una treintena de familias valesanas intentan localizarse en el norte de Argelia en 1851, con la misión de hacer productivas las tierras que han sido tomadas a las poblaciones locales, en vista de una política comercial de exportación.

Cuatro años después de la llegada de los primeros colonos suizos, el obispo de Argelia , Mons Pavy, dirige a monseñor Etienne Bagnoud, abad de Saint-Maurice, una invitación para hacerse cargo de la gestión del orfanato situado en Medjez-Amar en su diócesis en la provincia de Constantino. Creada en 1847, la colonia agrícola Medjez-Amar es una explotación de 392 hectáreas atravesadas por una vía de comunicación en construcción por la administración colonial. En esta colonia, muchos niños y árabes se unen a una gran escala de trabajo de limpieza de la tierra; los niños son en su mayoría pobres huérfanos enviados desde la metrópolis, así como hijos de colonos muchos de los cuales no han sobrevivido a las condiciones locales y la malaria. La administración colonial preveía hacer de este orfanato un colegio para formar a hombres jóvenes en las carreras en la agricultura y la horticultura. En 1852, debido a las grandes dificultades de entrenamiento de estos niños por los primeros abades franceses, el manejo de esta colonia agrícola fue confiada directamente al ejército. Es el momento cuando los cánonigos de la Abadía de Saint-Maurice aceptan hacerse cargo de la gestión en 1855, el orfanato Medjez-Amar es entonces un campo militar francés, que incluye 84 niños cuyo trabajo es explotado desde el edad de 12 años.

Por decreto imperial de 30 de junio de 1855, a la Abadía de Saint-Maurice, a través de Mons Bagnoud, se le otorgó la concesión del territorio Medjez-Ammar por un período de 20 años. Varios cánonigos de la Abadía irán allí en las semanas y meses que siguieron a asegurar la dirección de las operaciones, incluyendo Maurice Revaz, Augustin Bertrand, Claude-Louis Gross y François-Marie Bruchon. Superior General de los Canónigos de San-Agustín, el padre Etienne Bagnoud es igualmente el 55º obispo de Belén. Este título registrado en una afiliación religiosa que se remonta a las cruzadas, lo que significa que cuando se va e Argelia, que tiene derecho a considerarse a sí mismo que no penetra en un país extranjero, pero en tierra legítimamente reconquistada. Segùn las propias palabras de los cánonigos de la Abadía, el acceso ea esas tierras y las oportunidades para la evangelización que ofrecen está diseñado como un «imperialismo sagrado».

La fundación de un monasterio-orfanato en Medjez-Ammar estaba acompañada del proyecto de hacer una casa filial de la Abadía de St-Maurice de Agaune. Hubo también un proyecto nuevo de colonización de población, en el cual los valesanos fueron llamados a constituir la vanguardia, solamente cuatro años despues de la debacle de 1851. En una carta del 16 de febrero de 1855, el Mariscal de France Vaillant, ministro de guerra, hace saber al gobernador de Argelia que él vería con complacencia el establecimiento próximo del orfanato de Medjez-Ammar de familias agrícolas provenientes de los cantones católicos de Suiza, en número considerable para que sea provechoso a la colonización. De esta manera, él pensaba hacer contrapeso al proyecto de población emprendido en ese mismo momento por Henri Dunant en el cuadro de la Sociedad ginebrina de las colonias suizas de Sétif, del cual èl temía que serían enviadas nada más que familias protestantes. Enseguida tuvieron lugar transacciones entre el obispo de Argelia y el de la Abadía de Saint-Maurice para formalizar y poner en marcha este proyecto, pero éste jamás verá la luz. En hecho toda la implantación aganoise en tierra argeliana no progresará, por la dificultad de la tarea y la inadaptación física de los canónigos valesanos a las condiciones locales. La presencia de la Abadía en Medjez-Ammar terminará en 1857.

Powered by 
 - Gehostet auf dem wissenschaftlichen Netzwerk Wallis VSnet
Musées Cantonaux, 4350 2016/3 2/7
Département de l’Intérieur 356.26
Département de l’Intérieur 194.4.1
Musées Cantonaux, 4350 2016/3 2/7
Musées Cantonaux, 4350 2016/3 2/7
Musées Cantonaux, 4350 2016/3 2/7